20 | Agosto | 2018

Análisis

Focos rojos por deuda de corto plazo

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a marzo del 2018 la deuda pública directa contratada por las Entidades Federativas ascendió a 494,191.5 millones de pesos (mdp), de los cuales 24,248.7 mdp corresponden al saldo contratado de corto plazo.

Esto representa un saldo menor en 15.9% en términos reales al registrado al cierre del 2017. Debe destacarse que el 85.7% del total de dicho endeudamiento se encuentra concentrado en nueve Entidades Federativas.

En la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios (LDFEFM) se establecen los lineamientos generales para la regulación prudencial de la deuda tanto de corto como de largo plazo y se exige en ella a los gobiernos locales tener un mayor control de sus gastos y de su administración contable.

Esta exigencia es debido a que la deuda pública de los Estados no es más que el resultado de las dificultades que tienen sus autoridades para financiar sus gastos tanto de operación como de inversión con sus ingresos propios y con las Participaciones y Aportaciones que reciben del Gobierno Federal.

Disposiciones que contribuyen a una mayor transparencia
Esta ley establece que la contratación de cualquier tipo de deuda debe ser notificada y registrada en un Registro Público Único (RPU) y la creación de un Sistema de Alertas que en base a indicadores de deuda evaluados por la SHCP, monitoree los niveles de endeudamiento de los gobiernos locales.