19 | Febrero | 2019

Análisis

Presupuesto austero, nuevo enfoque al gasto público

El 28 de diciembre pasado la Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019. En dicho presupuesto se aprueba un gasto público neto de 5,838,100 millones de pesos (mdp), cuyo monto es mayor en 352,500 mdp al aprobado para el ejercicio fiscal de 2018 y 23,800 mdp superior al Proyecto de Presupuesto 2019.

La política de gasto de la nueva administración federal establecida en el presupuesto se basa en los principios de austeridad, priorizando la eficiencia del mismo. Esta política se plantea con el compromiso de no incrementar los impuestos, eliminar gastos innecesarios, reducir o fusionar programas duplicados.

También plantea reasignaciones a partidas que resultan estratégicas para el desarrollo del país, como lo son el financiamiento del gasto en infraestructura y los programas sociales prioritarios.

Disminuyen 2.8% asignaciones al fondo Metropolitano
No obstante, hay una destacada disminución en las erogaciones para desarrollo regional en todo el país de 79.8% en términos reales, situándose el presupuesto para esta área en 5,600 mdp para el ejercicio fiscal 2019.

Desaparecen los proyectos de desarrollo regional, los cuales consideraban erogaciones a Municipios en la categoría de infraestructura social; pavimentación e infraestructura de vialidad vehicular y peatonal; infraestructura regional y municipal; infraestructura económica y gubernamental.

También se elimina el Fondo de Capitalidad, destinado a infraestructura y equipamiento en materia de procuración de justicia, readaptación social y protección civil; inversión en infraestructura vial primaria y en infraestructura cultural, turística o de transporte público.